Cómo empalmar una moldura de madera

Independientemente de las longitudes compradas, algunas instalaciones requerirán que la moldura se empalme para usar más eficientemente el material. Esta técnica es fácil de dominar. Usando como ejemplo la instalación de un zócalo, hay dos formas de empalmar una moldura de madera.

Oriente el borde de las piezas en la caja de ingletes de la forma como éstas van a ir colocadas en la pared. Corte en bisel los extremos en un ángulo de 45º del frente hacia atrás. Una pieza se traslapará en la otra con un empalme sesgado (rayo de Júpiter), creando una unión vertical en la instalación acabada.

Coloque la parte posterior de la moldura en la caja de ingletes. Corte los extremos que se van a unir en ángulos idénticos. Cuando los extremos cortados se junten formarán una unión angular.