Panel Sándwich de madera con lana de roca Rockwool

Nueva gama Rockwood, paneles sándwich de madera con lana de roca en su interiorRockwool, líder en la fabricación de soluciones de aislamiento con lana de roca, lanza al mercado la nueva gama Rockwood, paneles sándwich de madera con lana de roca en su interior, una solución decorativa y eficaz, para ser utilizada tanto en obra nueva como en rehabilitación de cubiertas.


Utilización:

  • En buhardillas, porches y casetas residenciales.

Características:

  • Una doble capa de madera (cara interior y exterior). La cara interior, en madera natural, le confiere un gran atractivo estético para ser utilizado en cualquier lugar de la vivienda.
  • Núcleo de lana de roca, con un espesor de hasta 120 mm, consigue protección térmica y contra el fuego.
  • Redución del ruido de impacto provocado por la lluvia.

Acabados y colores:

 

  • La cara interior del panel puede ser en madera de Abeto Natural, disponible en lasures al agua color Abeto Natural, Abeto Miel, Abeto Castaño, Abeto Roble o Abeto Nogal, o en madera OSB (virutas de varios tamaños).

Calidad:

  • Rockwool además de ocuparse de satisfacer las necesidades estéticas garantiza la máxima protección para la vivienda y el mayor confort para sus inquilinos, gracias a la alta calidad y eficiencia de este material.


Propiedades de la lana de roca

Para Rockwool son determinantes las características de la lana de roca para asegurar su calidad en todo momento. Entre ellas, destacan:
El punto de fusión de la roca basáltica: tan elevado, que resulta un elemento clave e irrefutable para marcar la diferencia con el resto de materiales. De esta manera, además, resulta la opción indicada para la protección pasiva contra el fuego, ya que tiene una alta resistencia y asegura la estabilidad mecánica.
La densidad de la lana de roca: permite que se adapte con facilidad a las necesidades térmicas y acústicas de los elementos constructivos, mejorando magníficamente su acondicionamiento.
• La lana de roca se mantiene inalterable al cambio de temperaturas, sin contraerse ni dilatarse, por lo que evita choques térmicos. Su durabilidad y estabilidad dimensional es excelente.
• La lana de roca también es hidrófuga: su comportamiento al agua y a la humedad es extraordinario, evitando la absorción de agua o vapor

Además, la lana de roca es un material químicamente neutro, que no favorece el desarrollo bacteriano ni la corrosión de los materiales.

Fuente: www.construnario.com